11 abr. 2011

my beloved library

Me gusta leer. Ya me gustaba cuando era una niña y vivíamos en la tierra de los naranjos y los limoneros. A mis padres, a ambos, les gustaba mucho leer, y siempre tuvimos las estanterías a rebosar de novelas y colecciones de historia. Lógico que yo desarrollase esa pasión por la lectura. Los libros se acumulaban aquí y allá, ya entonces no sabíamos donde ponerlos. Eran un "problema" a la hora de tener la casa ordenada.
Por aquel entonces mi madre tenía una compañera de trabajo muy dicharachera, a la que llamaremos Conchi, separada y con una hija mayor que yo. Conchi se compró una casita, uno de esos adosados, en una urbanización a las afueras. Un día nos invitó a mi madre y a mí a comer y nos enseñó la casa. La recuerdo especialmente bonita y ordenada, con muebles amarillos en la cocina y un patio de inspiración andaluza. Pero lo que realmente me dejó sin habla, lo que provocó en mí un sinfín de fantasías posteriores, lo que me hizo sentir en el paraíso de los mortales, fue la biblioteca. Tenían una biblioteca. Y no estoy hablando de una de esas inmensas librerías que se encuentran en muchos salones, no. Se trataba de una habitación destinada única y exclusivamente a los libros. Las paredes estaban pintadas de un relajante azul, una gran librería ocupaba la pared más larga de suelo a techo. También había dos sillones orejeros, tapizados con una tela a cuadros, con mesita camilla entre ellos. Y espacio suficiente para dar cabida en el futuro a más libros. Desde entonces ya sólo deseé tener una casa con biblioteca.
 
Mi piace leggere. Mi piaceva già quando ero bambina e vivevamo nella terra degli aranci e dei limoni. Ad entrambi i miei genitori, piaceva tanto leggere, e abbiamo sempre avuto le librerie strapiene di romanzi e collezioni di storia. Era una cosa logica che io sviluppassi una passione per la lettura. I libri si accumulavano qui e là, già da allora non sapevamo più dove metterli. Era un "problema" avere la casa in ordine.
A quell'epoca mia mamma aveva una collega di lavoro molto simpatica, la chiameremo Conchi, era separata e aveva una figlia più grande di me. Conchi comprò una casa, una di quelle case a schiera, in un quartiere di periferia. Un giorno invitò mia mamma e me a pranzo per farci vedere la sua casa nuova. Ricordo che era proprio carina e molto in ordine, con i pensili della cucina di colore giallo ed un cortile d'ispirazione andalusa. Ma ciò che veramente mi lasciò senza parole, ciò che provocò in me un'infinità di fantasie anche a posteriori, ciò che mi fecce sentire nel paradiso dei mortali, fu la biblioteca. Avevano una biblioteca! E non sto parlando di quelle grosse librerie che si trovano in tanti saloni, no. Si trattava di una stanza destinata unicamente ai libri. Le pareti erano tinteggiate con un rilassante color azzurro, una libreria occupava la parete più lunga della stanza, dal pavimento al soffito. C'erano anche due poltrone rivestite con un tessuto a quadri, separate l'una dall'altra da un tavolino. E c'era spazio abbastanza per alloggiare in futuro altri libri. Da allora desiderai soltanto avere una casa con la biblioteca.

cardiofitness 01

Unos cuantos años después, en otra ciudad, en otra época, cuando vendimos el piso en el que vivíamos, los compradores se sorprendieron de la enorme librería de pladur que había en el salón. Uno de ellos dijo "no sé cómo vamos a rellenar todo ese espacio, tendremos que comprar libros de mentira, como los de las películas"... (¿y qué tal si comprais libros de verdad y los leeis?)
Reconozco que a día de hoy me sigue resultando extraño entrar en una casa y no encontrar libros por todas partes. Me produce siempre una sensación de vacío, de soledad, como si allí no viviese nadie.
Y todavía deseo vehementemente una biblioteca en casa.

Un pò di anni dopo, in un'altra città, in un'altra epoca, decidemmo di vendere l'appartamento in cui abitavamo. I compratori si stupirono della grossa libreria in muratura che c'era in salone. Uno di loro disse "non so come faremmo a riempire tutto questo spazio, dovremmo comprare libri finti, come quelli dei film"... (che ne direste di comprare libri veri e leggerli?) 
Devo riconoscere che tutt'oggi continua a sembrarmi strano entrare in una casa e non trovare libri ovunque. Mi produce sempre una sensazione di vuoto, di solitudine, come se lì non ci abitasse nessuno.
E ancora desidero fortemente una biblioteca dentro casa.

Imágenes sacadas de la película Cardiofitness, de la que ya hablé aquí.
Immagini tratte dal film Cardiofitness, di cui ho parlato qui.

14 comentarios:

  1. Ya te digo! Mi sueño tambien! Lo peor no es ir a una casa y verlas desprovistas de libros... lo peor es saber cuán vacías son las vidas de sus ocupantes, cuántas aventuras se han perdido, cuántas emociones...

    ResponderEliminar
  2. Mi casa es la de libros en cada esquina y ojalá tuviera muchos más...pienso colonizarla poco a poco, jeje

    ResponderEliminar
  3. Yo de mayor, cuandos esa poderosa, también quiero ser como la tal "Conchi", una pasada eso de tener una habitación solo destinada a libros!! Yo en mi casa también tengo una estantería de pladur en el salón...la mandamos a construir nosotros cuando nos mudamos...en la casa antigua, lo mismo! somos muy libreros en mi casa también! :) un besito!

    ResponderEliminar
  4. Sería un sueño tener una biblioteca como la que describes. A mí también me parecen desangeladas las casas sin libros, me llama mucho la atención que alguien pueda vivir sin tener un sólo libro. Yo no tengo tantos como quisiera y aún así no sé ya dónde meterlos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. - Candela, ya te digo, así salen algunos...

    - Dina, la mía también, siempre lo ha sido, y espero que siga siéndolo.

    - Spanish Chick Abroad, jajaja, no te imaginas la de veces que he soñado con la biblioteca!

    - Virginia, a mí también me extraña mucho, y sin embargo hay muchas casas así.

    ResponderEliminar
  6. en mi casa encontrarías unos cuantos, eso sí, la mayoría de arte y de NY ;)

    a mi también me chiflan las bibliotecas, tmabién sueño con tener una q ocupe toda una pared. fui a la libreria Morgan de NY, sólo, para ver las librerías que atesoró el Sr.Morgan y los libros originales. alucinante

    besos y buena semana!!

    I♥NY

    ResponderEliminar
  7. mmMmMm...me encnata la idea...una casa con biblioteca...
    yo lo de la lectura lo cogí de mi madre.

    xXx

    ResponderEliminar
  8. non sai quanto adoro questo post,da amante dei libri anch'io voglio una biblioteca in casa..o forse in quanto numeri di libri è come se in realtà l'avessi già

    Thefunnygame

    ResponderEliminar
  9. Soy una apasionada de la lectura, de pequeña mis padres me compraban la colección de Los Cinco... y me duraba tres días un libro, los devoraba. Ahora sigo leyendo pero no con el ritmo que lo hacía antes, ya sabes, el trabajo y demás responsabilidades que te quita tiempo para esta aficción.
    Lo de la casa con biblioteca, sería una pasada.
    Bss y feliz semana!

    ResponderEliminar
  10. Bonito post! Mi casa está lleeena de libros por todas partes, pero no es nada comparada con la de mi abuela, una auténtica biblioteca de casa!
    ¡Un besazo!
    Carmen de Punta y Tacón.

    ResponderEliminar
  11. - Is, no tenía duda! En este momento me acuerdo de las librerías del British Museum de Londres.

    - Unspeakable Thoughts Unspoken, yo lo cogí de los dos, pero uno de mis hermanos, por ejemplo, se ha saltado el gen lector.

    - Francesca, mi fa piacere, anch'io adoro leggere ed essere circondata di libri.

    - El Baúl de los Caprichos, ¡yo también leía a Los Cinco! Esos y los de Agatha Christie los devoraba.

    - Carmen, qué suerte tu abuela, seguro que sus biblioteca cuenta un montón de historias.

    ResponderEliminar
  12. Yo también tengo el sueño de tener una habitación entera como biblioteca.
    Yo tengo libros en todas partes excepto en el lavabo. Hay veces que no sé ni donde colocarlos.
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  13. me gusta saber que a alguien más le gusta leer en estos tiempos que corren...

    me gusta muuucho tu blog, besitos

    http://recortesdelily.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Hola. he llegado a tu blog a través de tu comentario en Intersexciones (http://intersexciones.blogspot.com/2011/04/blog-de-moda-debate-abierto.html). Me ha llegado al alma. Estoy totalmente de acuerdo. Hay mucha gente que no cuida esos aspectos, y personalmente, me parece tan importante como la estética del sitio, por ejemplo, incluso más: unas de las cosas que inclina la balanza a un lado u otro a la hora de seguir un blog o no son precisamente estas, ortografía, gramática y expresión.
    Quizá ser "tan estricta" con la ortografía y gramática en estos tiempos que corren sea debido a mi gusto por la lectura, como tú, además de porque en mi época de colegio eran exigentes hasta límites insospechados con ello.
    Me encantaría tener una biblioteca en casa, como esas de las pelis, pero hay que ser realistas, me conformaré con tener una librería ( o dos) en el salón, y alguna más en las habitaciones ;).
    Me encanta fundirme con la historia del libro que lea en ese momento...
    Vaya rollo he soltado :P!!!
    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...