28 oct. 2013

brown autumn monday

Entretiempo y camisas, la combinación perfecta. Y como yo ando últimamente obsesionada con las camisas (no sé si es que me estoy haciendo mayor...), este conjunto me parece perfecto para un día como hoy.
Que tengáis un buen lunes :-)

vía Pinterest



facebook  ♥  twitter  ♥  bloglovin'  ♥  pinterest  ♥  instagram


24 oct. 2013

magdalenas de limón y ricotta

¿Conocéis foodgawker? Es una especie de pinterest de la comida, donde sólo salen fotos de cosas deliciosas e invitantes. Abrir la página y empezar a segregar jugos gástricos es todo lo mismo. Bueno pues yo, amén de mandar las fotos de lo que se cocina en la casa romana y se muestra en este santo blog (y conseguir que me publiquen alguna), a veces me dejo llevar por la lujuria gastronómica navegando entre deliciosas delicias que generalmente vienen de allende los mares. Y de vez en cuando incluso llevo a la práctica alguna.
Es el caso de estos muffins o magdalenas de limón y ricotta. ¿Podía yo ignorarlas siendo super fan de las magdalenas y viviendo en el país de la ricotta? Pues no, obviously. Así que ahí os los dejo, para que segreguéis jugos gástricos vosotros también, que yo creo que las fotos han salido bastante apañás.

muffins de limón y ricotta

muffins de limón y ricotta

Ingredientes (para 12 muffins):
250 g de harina 00
160 g de azúcar
2 cucharaditas de levadura en polvo
¼ cucharadita de sal
175 g de ricotta
½ taza de agua
¼ taza de aceite de girasol
ralladura de 1 limón
zumo de 1 limón
1 huevo grande
azúcar moreno para espolvorear

En un recipiente amplio tamizamos la harina y la levadura. Incorporamos el azúcar y la sal y mezclamos bien.
En otro recipiente mezclamos la ricotta, el agua, el aceite, la ralladura y el zumo de limón y el huevo.
Vertemos la mezcla líquida sobre la mezcla de harina y batimos con unas varillas justo hasta obtener un compuesto homogéneo.
Distribuimos la masa en los moldes. Espolvoreamos abundantemente por encima con el azúcar moreno. Metemos en el horno precalentado a 170º durante 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Dejamos enfriar.

Notas:
- si no tenéis ricotta a mano, creo que el requesón puede ser un válido sustituto
- estas magdalenas no aguantan muy bien el paso de los días, lo mejor es comerlas cuanto antes


facebook  ♥  twitter  ♥  bloglovin'  ♥  pinterest  ♥  instagram


15 oct. 2013

un otoño diferente


Esta vez no os escribo desde esa mesa vieja delante de una ventana por la que sólo se ven hojas y ramas. Mi ubicación actual tampoco está a unas paradas de metro del Coliseo, ni oigo hablar en italiano cuando pongo la radio. Y aunque una taza de té humea al lado del ordenador, no hay ningún bizcocho en el horno que llene la casa con su aroma, ni magdalenas esperando para la merienda.

Hoy os escribo desde las húmedas costas gallegas. Si me asomase por la ventana casi podría oler el mar y las gotas de lluvia me mojarían la nariz. Hace exactamente un mes volví a cargar con la maleta hasta el aeropuerto de Fiumicino sabiendo que ésta iba a ser la estancia más larga que pasaría fuera de la casa romana. Pero no os preocupéis, nada malo ha sucedido, y mi romano se reunirá conmigo en unos días.
¿Qué es lo que nos ha hecho alejarnos del centro del mund, digo de Roma?
Después de dos años y medio en paro, pero sin parar, horneando bizcochos y montando tartas, sacando fotos a vestiditos vintage y organizando mercadillos, siguiendo cursos, haciendo cuentas, cuadrando números que no cuadran, escribiendo mucho y esperando un milagro, éste ha llegado en forma de oferta de trabajo tradicional y en La Coruña. Así que aquí me tenéis.

Probablemente sólo sean unos meses y vea irse el invierno desde aquella mesa vieja delante de una ventana. Probablemente lo mejor es no esperar nada ni echar cuentas con el dinero o con el tiempo. Probablemente estos meses me dedique a disfrutar de familia y amigos, a dar muchos abrazos y algún paseo en bici, a gastarme parte de mi sueldo en desayunos. Y a dejarme caer por aquí de vez en cuando.

13 oct. 2013

13 lecturas: tercer trimestre

De trimestre en trimestre y tiro porque me toca. Vuelvo a aprovechar el día perezoso por excelencia (domingo) y un nuevo cielo gris que anuncia lluvias para poneros al día de mis progresos lectores. Como veis, poca novedad en el frente. El número de libros propuesto en el reto ya lo he superado. No así todos los puntos requeridos. Me falta el libro de memorias y el novelón clásico. Pero todavía tengo todo un otoño y parte de un invierno por delante. Feliz domingo perezoso a vosotros también.

la bella vita - reto de las 13 lecturas 2013 (3º trimestre)


La generazione, de Simone Lenzi
Compré este libro inmediatamente después de ver la película -libremente- basada en él, Tutti i santi giorni (de la que os hablo en buenos días Roma). Los protagonistas son una pareja joven que, al no conseguir tener hijos, recurren a la fecundación in vitro. La película me encantó, el libro no tanto.

Crimen en directo, de Camilla Läckberg
Como los demás libros de Camilla Läckberg, me ha encantado. Y encima el próximo, que me espera en un estante de la librería, promete ser más interesante si cabe.

L'ultima amante di Hachiko, de Banana Yoshsimoto (en español, La última amante de Hachiko)
Éste no es ni de lejos de los mejores libros de Banana Yoshimoto, pero resulta interesante por su atmósfera surreal, sus extraños personajes y las vidas singulares que éstos conducen.

Por cuatro duros, de Barbara Ehrenreich
Barbara es una escritora y ensayista norteamericana que durante un par de años abandonó su vida acomodada para formar parte del submundo de trabajadoras no cualificadas de EEUU, esas que por muchas horas que dediquen a servir mesas o a limpiar retretes, no consiguen pagar un alquiler. El resultado de su experiencia es este libro que tenéis aquí. Aunque no me haya entusiasmado, no deja de ser ilustrativo.

Misterio en el Caribe, de Agatha Christie
El crimen acecha en cualquier lugar y en cualquier momento. Esta vez lo hace en una isla del Caribe, donde Miss Marple se había trasladado para disfrutar de unas merecidas vacaciones. 

La vita che volevo, de Lorenzo Licalzi
Este libro llevaba ya un tiempo en mi librería. Lo había comprado con ansia tras leer el título y el resumen de su contenido. Sin embargo tengo que decir que no es en absoluto como esperaba, y que salvando dos o tres relatos, lo que más me ha gustado ha sido el último, en el que el escritor cuenta cómo pasó de psicólogo que trabajaba en la sanidad, a escritor con varios éxitos literarios a sus espaldas.


facebook  ♥  twitter  ♥  bloglovin'  ♥  pinterest  ♥  instagram


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...