20 ago. 2012

ensaladas de pasta

Recuerdo un capítulo de la serie Cuestión de Sexo en el que uno de los protagonistas preparaba unos espaghetis al "resto" para una cena con amigos. Los espaguetis al resto, como él mismo explicaba, no eran otra cosa que unos espaguetis cocinados con todos los restos de alimentos que había encontrado en la nevera. Tan bioeticoecológico como poco apetecible.
Con las ensaladas de pasta, tan adecuadas en ésta época del año, pasa algo parecido: uno tiende a echar un poco de todo, en función de lo que encuentra en la nevera, y sin seguir ningún criterio. Atún, pepinillos, pavo, huevo, zanahoria, queso, tomatitos, cebolla... Todo cabe en una ensalada de pasta, es como una especie de cajón desastre gastronómico.
Por eso se me ha ocurrido poner un poco de orden y concierto en vuestras ensaladas de pasta, sugiriéndoos un par de ideas sencillas que espero os puedan resultar útiles con estos calores.


Ensalada de pasta...
Para estas ensaladas conviene elegir un tipo de pasta corta (tiburones, hélices, lacitos...). Ponemos una olla con agua al fuego, cuando hierva añadimos un puñadito de sal gorda y echamos la pasta. La dejamos cocer el tiempo que indique en el paquete, la escurrimos y la pasamos por el chorro del agua fría. Reservamos.



... con mozzarella fresca, tomate y albahaca
La más rápida y sencilla. Escurrimos y troceamos una mozzarella fresca. Lavamos un tomate, lo cortamos en gajos (si se usan tomatitos, pues se cortan en dos) y salamos. Limpiamos unas hojas de albahaca fresca y las troceamos con las manos. Mezclamos todo con la pasta que teníamos reservada y bien escurrida, aliñamos con un chorrito de aceite de oliva y, si queremos, con un poco de pimienta negra.

... con mejillones en escabeche, tomate y cebolla
Lavamos el tomate y lo cortamos en gajos. Cortamos la cebolla también en gajos. Salamos ligeramente ambas cosas y las mezclamos con la pasta, los mejillones y un chorrito del escabeche. Dejamos reposar en la nevera antes de servir. 

... con atún y pesto
Abrimos una lata de atún (en aceite o al natural) y escurrimos bien. Mezclamos una o dos cucharadas de pesto con un chorrito del agua de cocción de la pasta. Añadimos el atún desmigado y la pasta, revolvemos todo bien para que se mezclen los sabores y dejamos reposar un rato antes de servir.

... con caballa y calabacín
Expliqué en su día cómo se preparaba, y lo rica y sencilla que era. Para verla de nuevo, podéis hacer click aquí: penne con caballa y calabacín.


Buon apetito!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...